7 may. 2015

Diplomacia inutil

El 13 de diciembre, Argentina deja establecido, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, que "los recursos naturales de las islas Malvinas deben quedar en reserva hasta que se resuelva la disputa, de lo contrario la Argentina tendria que tomar otro camino, impulsada por la ceguera y obstinacion del Reino Unido". Al iniciarse el año 1975, Inglaterra se niega a negociar sobre la soberania en las Islas Malvinas y se interrumpen las negociaciones. El 19 de marzo la cancilleria argentina declara que nuestro pais no reconoce derecho a ningun Estado para exploracion o explotacion de minerales en la plataforma continental, de lo que informa a las Naciones Unidas el 23. En el mismo mes, la Conferencia de Paises No Alineados, reunida en Lima, apoya las reclamaciones argentinas e insta a Gran Bretaña a negociar.
En esos dias se anuncia en Londres que vendra a la Argentina una mision con el objeto de explorar la plataforma submarina de las Malvinas y territorios adyancentes, denominada Shackleton. El Ministerio de Relaciones Exteriores argentino comunica que la misma no sera bien recibida, dado que esta violando el principio de "no innovar", estatuido por las partes en litigio. En diciembre, la Argentina denunca ante la Asamblea General de las Naciones Unidas la actitud de Inglaterra y ratifica que desconoce el derecho de un pais extranjero a la exploracion y explotacion de recursos naturales en la plataforma continental y el archipielago malvinero. El año 1975 transcurre sin poder reanudarse las negociaciones por la negativa britanica a tratar la cuestion de la soberania en las islas Malvinas,
En enero de 1976, el gobierno reitera en las Naciones Unidas su denuncia sobre la actitud inglesa de negarse a discutir a la soberania del archipielago, a lo que Londres replica (12 de enero) que "es esteril la disputa sobre la soberania", declaracion a la que nuestro gobierno responder con el retiro del embajador argentino en Gran Bretaña y el pedido de retiro del representante ingles en Buenos Aires. El 16, el Comite Jurisdico Interamericano da una declaracion de apoyo a la Argentina en la controversia por las islas Malvinas.
El 4 de febrero, el destructor de la Armada Argentina "Almirante Storni" abre fuego sobre la proa del buque britanico de la mision Shackleton, que estaba haciendo relevamientos de la plataforma continental argentina, sin cumplir con las normas determinadas con anterioridad por las partes. La cancilleria entrega una protesta al encargado de negocios ingles y el dia 6 informa detalladamente del incidente en las Naciones Unidas. El 3 de marzo, Inglaterra rechaza la declaracion del Comite Jurisdico Interamericano e insiste en su derecho a explorar la plataforma continental en torno a las Malvinas. El 6 de mayo la argentina hace un llamado para el cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas sobre las Malvinas y el 19 de agosto nueva declaracion de la Conferencia de Paises No Alineados en apoyo de la Argentina. En noviembre las Naciones Unidas instan a negociar a las partes y se conoce el informe Shackleton, en el que se considera indispensable la cooperacion argentina para el desarrollo economico de las islas.
Febrero de 1977. Hay nuevos contactos; el 22 se realizan en Buenos Aires las primeras conversaciones de la segunda etapa de tratativas bilaterales. En abril se anuncia de las gestiones y Londres, simultaneamente, la reanudacion de las gestiones y Gran Bretaña acepta negociar el concepto de soberania sobre el archipielago. Durante todo ese año no se registran progresos en las tratativas y en febrero de 1978 vuelven a interrumpirse, al retornar Inglaterra a sus posiciones primitivas de no discutir las cuestiones de soberania, mientras se mantiene el retiro de ambas representaciones diplomaticas.
La Asamblea General de las Naciones Unidas, noviembre de 1979, exhorta a las partes a recomenzar las negociaciones, hay nuevas reuniones y se reponen los embajadores Buenos Aires y Londres. Trasncurre otro año sin que logren superarse las diferencias y en noviembre de 1980, el vicecanciller britanico Nicholas Ridley visita las Malvinas y Buenos Aires, ofreciendo reconocer la soberania argentina sobre las islas a cambio de que nuestro pais las arriende a Gran Bretaña por un laspo de 25 a 90 años. La drastica negativa argentina ocasiona nuevo congelamiento de las tratativas. La corona britanica, en enero de 1981, anuncia que aumentara la poblacion en el archipielago con familias escogidas de la islas atlantica de Santa Elena (antigua posecion de Portugal ocupada por Inglaterra) y al conocerse la oposicion argenina a tal proyecto las relaciones se hacen mas tensas.
En febrero, Argentina y Gran Bretaña efectuan reuniones a nivel ministerial en Londres para proseguir las negociaciones las que no progresan y en julio, inglaterra anuncia que retira el buque de guerra "Endurance" de su estacion en las islas Malvinas, "por razones de economia", pero mantiene la nave en la zona",
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...