2 dic. 2015

Gran Bretaña refuerza su poderío militar en las Islas Malvinas

El primer ministro David Cameron, presentó la semana pasada ante el Parlamento Británico su estrategia de seguridad y defensa global.
Titulado en inglés National Security Strategy and Strategic Defence and Security Review 2015 (SDSR), la pieza de 7 capítulos y 98 páginas surge en medio del renovado escenario de terrorismo que vive el mundo tras los ataques de Estado Islámico a Francia.

En 2015 los ingleses enviaron dos helicópteros Chinnoc a las Islas Malvinas

En el capítulo 4 subtitulado Protegiendo al Reino Unido, los territorios de ultramar y los ciudadanos británicos en el extranjero, el párrafo 18 dice "Continuaremos trabajando con los isleños para defender su derecho a la autodeterminación que está consagrado en la Carta de las Naciones Unidas. Ellos (los isleños) enfrentan un injustificado reclamo de propiedad por parte de Argentina. Nosotros juzgamos que existe un bajo riesgo de ataque pero mantendremos una postura de disuasión con suficientes fuerzas militares en la región, incluyendo buques de guerra, unidades del Ejército y aviones Typhoon de la Fuerza Aérea. Vamos a invertir 300 millones de libras en los próximos 10 años para potenciar las comunicaciones operativas, renovar el sistema de defensa antiaérea (n.r. los misiles Rapier serán de última generación) y mejorar la infraestructura".

Nuevamente el Gobierno de Londres apuesta a la acumulación de su sofisticado armamento como una forma de hacer política internacional. Esta constante demostración de fuerza tiene más que ver con la historia de país imperial y colonialista, que con la necesidad que hoy tiene el mundo de señales de armonía y de paz.
Otra vez Gran Bretaña utiliza la excusa de la "autodeterminación de los isleños" para sostener la usurpación de las Islas Malvinas, que si miramos de cerca esconde intereses de caracter económico (recursos naturales) y geopolíticos.
En el caso puntual de las Islas Malvinas, el Reino Unido busca amedrentar al gobierno de Mauricio Macri desde el primer día, como se dice "le marcó la cancha" para que adormezca el reclamo y se vuelva a la histórica relación dominante-dominado que han impulsado las derechas en Argentina.
Fuente: Ambito Financiero


Ver:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...