21 may. 2016

20 de Mayo de 1774. Los ingleses evacúan sus instalaciones en las islas Malvinas

Argentina heredó de España sus derechos sobre todo el territorio del Virreinato
del Río de la Plata, del cual formaban parte las islas Malvinas.
Entre el 20 y el 22 de mayo de 1774 el “transporte de guerra inglés Endeavour” se presenta “en Puerto Egmont, con instrucciones terminantes de embarcar la totalidad de su guarnición y la mayor cantidad posible de efectos y pertrechos”. “A su bordo viajaba (…) el último gobernador británico, el teniente Samuel Wittewrong William Clayton, que según lo prometido por la convención de 1771”, abandonaba de esta manera el establecimiento portuario. A pesar de que la retirada inglesa implicaba un reconocimiento tácito de la soberanía española, el funcionario hizo fijar “una placa de plomo en las paredes del Torreón, recordando a todas las naciones del orbe, que el lugar y sus aledaños, continuaban siendo dominios del rey Jorge III” (Ernesto J. Fitte. Crónicas del Atlántico Sur).
El abandono de sus posesiones en las islas demandó varios años de negociaciones, desde que los españoles descubrieron la factoría instalada en Egmont y organizaron una expedición punitiva, en junio de 1770. En la ocasión, las fragatas españolas Industria, Santa Catalina y Santa Rosa abrieron fuego contra las dependencias británicas. “Apenas iniciaron su ataque los navíos españoles, los comandantes ingleses Farmer y Maltby se rindieron junto con 156 hombres”, y desalojaron las instalaciones (Hugo Gambini. Crónica documental de Malvinas).
Ante la poca decorosa situación, Londres presionó a España y logró la firma de un acuerdo, en 1771, “cuyo cumplimiento estaba supeditado a una promesa secreta mediante la cual Inglaterra se comprometía a retirarse más adelante de las Malvinas”, a cambio de  “recuperar su establecimiento de Puerto Egmont”, para desalojarlo nuevamente en 1774.
Al realizar un reconocimiento del sitio donde estaba el asentamiento británico, el año siguiente, Juan Pascual Callejas, comandante del bergantín San Francisco de Paula, al encontrar la placa dejada por los intrusos, la desmontó y la llevó a bordo.
Desde 1767 hasta 1811, los españoles pusieron en funciones a una veintena de gobernadores de las Malvinas, dependientes del Virreinato del Río de la Plata. Varios de ellos repitieron sus mandatos
Por otra parte, “es muy importante señalar que no hubo, en toda esa etapa, un solo momento en que las islas quedaran sin ser administradas por España” (Gambini).
Fuente: ElDiarioDelFinDelMundo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...